Gran expansión de la tecnología móvil en América

23 Oct, 2020
Gran expansión de la tecnología móvil en América

Con más de 1.000 millones de habitantes y economías en constante desarrollo, el continente americano es uno de los mercados de mayor potencial para la expansión de la tecnología móvil.

En la actualidad, en los 36 países de este lado del mundo, el servicio móvil se proporciona a través de diferentes redes tecnológicas: 2G en un 17%, 3G en un 35% y 4G en un 47%, según datos de Statista Research Department. Y con apenas un 0,7% se abre paso la tecnología 5G.

Cada evolución representa mejor conectividad. Por ejemplo, con la cuarta generación o 4G la velocidad es mayor a 300 megabits por segundo con una latencia (tiempo que tarda en transferirse un paquete de datos dentro de la red) de 20 milisegundos.

La transmisión más rápida de vídeos, fotos y archivos a través de los dispositivos permitió el crecimiento del servicio móvil avanzado, a tal punto que en Estados Unidos hay 422 millones de líneas, es decir, existen más equipos que habitantes, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

En América Latina, acontece una situación similar en Uruguay, Argentina, Colombia, Perú y Chile, donde la densidad del servicio supera a la población. Mientras que en otros países, como Brasil y México, el nivel llega casi al 100%.

Hasta mayo pasado, Ecuador contaba con 15’001.922 líneas activas de servicio móvil avanzado, alcanzando una densidad del 86,37%, destaca el Ministerio de Telecomunicaciones (Mintel). De ese total, sólo 4,6 de cada 10 líneas tenían tecnología de cuarta generación, aunque con una tendencia muy favorable. “En solo 3 años y medio, los servicios de datos se incrementaron exponencialmente, teniendo un crecimiento del 183,17% de líneas 4G”, asegura el Ministerio.

Las perspectivas son aún más positivas, pues las operadoras siguen aumentando la cobertura, afirma Jorge Cevallos, director ejecutivo de la Asociación de Empresas de Telecomunicaciones. A tal punto, que hasta final de este año se estima llegar al 80 por ciento.

Sin embargo, reconoce que uno de los problemas para la expansión de la tecnología es el complicado crecimiento de la infraestructura, es decir, de la instalación de más radiobases.

En especial, por las exigencias de los gobiernos locales que buscan obtener réditos económicos altos de las operadoras. A diciembre pasado, había 19,8 millones de radiobases en el país, de las cuales algo más de 7 millones eran de tecnología 4G.

Avances hacia el 5G

La tecnología 5G se brinda comercialmente en 19 países. En el continente americano, sólo usuarios de Estados Unidos y Canadá cuentan con el servicio, mientras que en Uruguay existen las redes, pero todavía no hay abonados.

Esta quinta generación móvil permite velocidades de hasta 10 gigabits por segundo y una latencia de 1 milisegundo, lo cual posibilita descargar datos casi en tiempo real. También potencia el Internet de las Cosas, la inteligencia artificial y la industria 4.0. En otras palabras, abre un gran abanico de conectividad, útil en diferentes campos como la educación, la salud, los negocios, etc.

En varios países latinoamericanos se realizan pruebas del uso de la tecnología y Ecuador es uno de ellos, pues, ya en 2019 las tres operadoras móviles efectuaron demostraciones de su uso. Además, el Mintel emitió este año la Política Pública de Espectro que permitirá el despeje y uso de las bandas necesarias para el desarrollo de 5G, en la frecuencia 3.5 GHz.

Pero, faltan otros pasos. Uno de ellos es que la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones culmine con la auditoría para definir el mecanismo de valoración y asignación de nuevas bandas de frecuencias, que permitan, a fines de este año e inicios del próximo, asignar el espectro disponible.

Desde el lado privado la visión es diferente. “Creo que el despliegue de infraestructura de la red 5G en Ecuador comenzará en 2022”, indica Jorge Cevallos. La razón: los altos costos por el uso del espectro que aún tiene nuestro país. El primer paso, indica, es lograr que el Gobierno actualice el reglamento de tarifas de telecomunicaciones a fin de tener precios competitivos.

“Necesitamos una nueva licitación para que las operadoras desarrollen el 5G, donde se requieren nuevos parámetros. Ahí el Estado debe darse cuenta que la implementación de la nueva tecnología es un instrumento de productividad y competitividad nacional”, destaca el directivo.

No se pierda, en nuestra próxima publicación, cómo la tecnología móvil impulsa el surgimiento de las aplicaciones como soluciones productivas y de interacción.

Compartir:

Para contactarnos,
síguenos en nuestras redes sociales.

Escríbenos: hola@pulpo.ec

(593)  02 601 2521 / 099 951 8826

Quito-Ecuador

 

Si tienes una consulta o proyecto en mente, déjanos tus datos para comunicarnos contigo!

13 + 4 =